domingo, 15 de mayo de 2011

Día del maestro y de la maestra...también

Día del maestro, ¿Qué significa?
Depende de quién reflexione sobre el significado de ser maestro.
En estos momentos, no es fácil ser maestro o maestra. Vivimos momentos difíciles. Por lo económico, si. Por la inseguridad, si. Por la amenaza del mundo global, también.
La labor del docente sufre un transformación radical. Los y las docentes fuimos formados en un paradigma didáctico muy diferente al que recomiendan organismos internacionales como la UNESCO y la OCDE.
El maestro, inicialmente formado como el gran conocedor, dominaba la retórica y el análisis. Compartía lo que sabía. En el siglo XX la imagen del maestro se transformó radicalmente. En México después de la Revolución Mexicana se convirtió en el Apóstol de la Educación. Las Misiones encabezadas por José Vasconcelos llegaban a sitios dónde sólo la Iglesia Católica se había atrevido a fundar una pequeña parroquia o hermita. Se construyen escuelas multigrado, donde un profesor o profesora iluminaría a la niñez de cualquier rincón del país. Una imagen romántica, idealista del docente. Con la segunda guerra mundial, el país sufre nuevos cambios. El magisterio se convertirá en promotor del nuevo modelo de nación. El llamado Milagro Mexicano empezaba a sembrar la semilla de la educación. ¿Qué sucedió con el maestro idealista vasconcelista? Se institucionalizó en un Sindicato que poco a poco se convirtió en un poder a atrás de la Secretaria de Educación Pública. Los maestros eran modelo de una sociedad moderna. Era una aspiración para los jóvenes estudiar en las Escuela Normales fundadas a lo largo del territorio nacional. El maestro no podía ser improvisado, debía ser formado en un modelo didáctico que modificará la conducta de los pequeños estudiantes. El conductismo como paradigma sería ese modelo didáctico que fundamento la formación de miles de maestros.
La gran Reforma educativa llegó en la década de los setentas. ¿Cómo olvidarla? Si causó el primer comentario de la sociedad. El modelo de enseñanza del método de Lectura creado por el maestro Quintero quedaba a atrás. Lo nuevo era el Método Global de Análisis estructural para la lecto-escritura. La llamada Tecnología educativa había llegado a México.
Los Normalistas fuimos capacitados en las dinámicas de grupo, el uso de método novedosos de Lecto escritura. Al egresar en la década de los ochenta, México atravesaba la época del Boom Petrolero. ¡Qué tiempos! Pero, ¿la profesión del maestro respondía a un status? Para muchos constituyó una posibilidad de mejorar nuestra situación económica y social. Egresaban hombres y mujeres jóvenes que hoy muchos de elllos son directores de instituciones educativas. ¿logramos nuestro objetivo? ¿Transformamos el modelo educativo? ¿Dejamos huella en las conciencias de los miles y miles de alumnos que hoy seguramente son adultos?
¿Qué sucedió en la década de los noventas cuando el entonces secretario de educación promovió la reforma educativa que permitía la llegada del constructivismo al sistema educativo nacional?
Y los maestros de entonces nos llegó la más novedosa teoría psicológica, ¿La comprendimos? ¿realmente transformamos nuestra práctica?
En fin, Feliz día del maestro y de la maestra en México. Todavía queda mucho para comentar.
Nos leemos el proximo domingo. Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario